Buscar
  • Katavi

Sales de baño: el mar a tus pies


Las sales de baño suelen ser un producto poco conocido y sus bondades aún menos; sin embargo, tienen mucho que ofrecerte en cada baño que te das con ellas.


Desde la antigüedad se conoce y se sabe de los beneficios que brindan las aguas saladas, por ello es que muchas personas consideraban al agua marina, como un mar sanador, e iban con regularidad con el afán de mejorar su salud, ya que obtenían resultados tangibles y constatados en sus organismos.


Fue así como estos conocimientos de salud brindados fueron heredados y compartidos de generación en generación hasta nuestros tiempos.



Beneficios Generales


De entrada, una de las principales bondades que te ofrecen estas sales de baño son la relajación corporal, ayudando a descontracturar tu cuerpo, tus articulaciones, tus músculos y tu piel, liberado esa tensión en el cuerpo acumulada debido al estrés de tu día a día.


Y sábete que la relajación corporal no es la único que promueven estas sales de baño, también incentivan tu relajación mental debido a los aceites que lo complementan, pues sus efectos aromáticos te brindan una aromaterapia, logrando así ese equilibrio de paz en tu cuerpo y tu mente para desestresarte por completo.


Si te quieres desestresar con unas ricas sales de baño lo puedes lograr.


Las sales de baño también poseen propiedades análgesicas que ayudan a reducir el dolor corporal en general, de articulaciones, de los músculos y de tu piel.


Son fantásticas para personas que padecen de dolores artríticos y reumatoides, pues ayudan a mitigar el dolor en su cuerpo, proporcionándoles relajación y descanso. Así que si tú padeces de esto ¿Qué esperas para darte un rico baño caliente con estas sales?, y si sabes que esto también puede ayudar a tu madre, padre, tíos, abuelos, suegros, pues no esperes más y regálales unas sales ¡te amarán más!, pues la ayuda que les darás será invaluable.


Estas sales de baño son ideales para combatir ciertas afecciones dérmicas, pues poseen propiedades antimicrobianas y antifúngicas funcionando como antiséptico en tu piel, librándola así de todos estos patógenos que suelen causar imperfecciones, como el acné por ejemplo.


Estas sales promueven la salud dérmica de tu piel, haciendo que luzca bonita y tersa.



Otro beneficio de estas benditas sales es que promueven la circulación sanguínea, mejorando los síntomas de problemas cardiovasculares en tu sistema circulatorio y minimizando la aparición de varices en tus piernas para que puedas lucirlas con toda confianza en esa falda que tenías guardada.


Si deseas hacer una buena limpieza a tu piel, es decir, de manera muy profunda, las sales de baño son un gran aliado para ello, pues ayudan a desintoxicar la piel de muchos contaminantes y sustancias acumuladas en ella.


Recuerda que tu piel es el órgano más grande de tu cuerpo, aquel que filtra muchas sustancias que llegan a él, y a través del cual también se desechan muchos residuos que tu organismo ya no necesita, por tal motivo es crucial mantener limpia y depurada nuestra piel para que pueda realizar sus funciones de manera exitosa.


Una bondad más de las sales de baño que pueden aportar a tu vida, es que son fabulosas para ayudar a cerrar heridas promoviendo la cicatrización, además como lo mencionamos anteriormente por sus efectos antisépticos es difícil que parásitos indeseables permanezcan en la herida, así que no habrá infecciones; ten la confianza de que tu herida cerrará pronto ya lo verás.



Beneficios particulares


Por supuesto que sería ideal escaparte a la playa y disfrutar de primera mano de los beneficios de las sales, pero si por ahora no te es posible o no tienes la dicha de vivir en el mar, puedes probar con sales de baño en tu bañera, que no le piden nada a las aguas del mar, hay varias presentaciones y según su complemento, es decir el aceite o plantas que lo acompañan te brindan unos beneficios extras, a los que de por sí solas ya lo hacen.

Si deseas tonificar tu piel, las sales de baño de Naranja te pueden ayudar, además de que te recargarán la pila para continuar con tus actividades y vivir tu día a día.


Pero si lo que buscas es disfrutar con tu pareja este delicioso y cálido baño, las sales de baño de Jazmín debes elegir, pues estimularán a esos tigres que lleva por dentro.


Si por el contrario, lo que necesitas es descansar con las sales de baño de lavanda te debes de quedar, pues llevarán tu descanso y relajación a su máximo nivel, además de que brindarán a tu piel un toque regenerante, para que luzca más suave y linda.


Pero si gripienta o muy contracturada tú te sientes las sales de baño de menta y romero serán un gran aliciente, pues tu naríz desconstiparán, y tu cuerpo desinflamarán.


Así que ya lo sabes, alista tu bañera y disfruta de un rico baño con sales.


Pero, ¿y si no tengo bañera? quizá te estés haciendo esta pregunta, ¡no te angusties! el no tener una bañera en casa es un buen pretexto para escaparte sola o acompañada, ¡tú decides! a un spa o a un jacuzzi y beneficiarte de todas las bondades de estas sales.


Ahora que si lo prefieres puedes disolver estas sales en una cubeta con agua caliente, mete tus pies en esa preparación y disfruta de ellas mientras ves tu programa de tele favorito, mientras lees un buen libro, o quizá mientras dormitas un poco.


Ahora que ya conoces todas las bondades que unas sales de baño pueden ofrecerte a ti y a tu salud, sería un error no aprovecharlas.


40 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo